Fortalece tu corazón

0
516

 

En el Día Mundial del Corazón, queremos compartir contigo sencillos cambios que puedes incluir en tu día a día para fortalecer tu corazón y evitar enfermedades cardiovasculares, que son una de las principales amenazas para la salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tres de cada diez personas mueren debido a éstas.

Para cuidar tu corazón no requieres una vida de sacrificios, sólo se trata de aprender y elegir nuestros alimentos con inteligencia. Sigue estos consejos y te darás cuenta cuán variada y deliciosa puede ser tu dieta:

 

Reducir el consumo de sal, grasas saturadas y alimentos procesados es fundamental para mantener la salud del corazón.

Bájale a la sal.

La recomendación de la OMS con respecto a la sal es consumir menos de 5 gramos al día.

En ocasiones excedemos este límite al consumir sin moderación alimentos enlatados, embutidos, margarina, cereales procesados para el desayuno, pizzas y botanas.

Cuidado con las grasas saturadas

Aunque las grasas tienen una función importante para nuestro cuerpo, la grasa saturada puede tener una gran influencia en los niveles sanguíneos de colesterol total y de colesterol.

Los alimentos con grasas saturadas son productos animales, como la mantequilla, el queso, la leche entera, el helado, la crema y las carnes grasosas.

Productos procesados

Es importante moderar los alimentos procesados y snacks. Las comidas rápidas y contienen demasiadas calorías y, en general, poseen un elevado aporte de grasas trans que aumentan los niveles de colesterol “malo” (LDL) y reducen el colesterol “bueno” (HDL), sumado a sus altos niveles de sodio.

 

corazon-si
Una dieta rica en frutas, verduras, fibra soluble, pescados azules y una sesión de ejercicio mantendrán fuerte tu corazón.

 

Más pescados azules.

Este tipo de pescado posee DHA, un ácido graso de la familia del Omega 3 que ayuda a reducir el riesgo de problemas cardiovasculares, manteniendo una presión arterial saludable y controlando los niveles de triglicéridos en sangre.

Este nutriente se encuentra en alimentos como el salmón, bacalao, arenque, trucha y atún, entre otros.

Más vitamina B.

Esta Vitamina reduce los niveles de homocisteína, un aminoácido que se encuentra en la sangre y, a un nivel alto, esta sustancia genera mayor coagulación de la sangre, favoreciendo la obstrucción de los vasos sanguíneos y aumentando así la probabilidad de producir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Es importante consumir alimentos principalmente ricos en vitamina B12, B9 y B6 que se encuentran en la carne, pescado, huevos, vegetales de hojas verdes y frutas cítricas.

Más fibra.

Existen dos tipos de fibra: la insoluble y la soluble. Una alimentación rica en fibra soluble puede disminuir el riesgo cardiovascular porque reduce los niveles de colesterol en sangre.

Algunos alimentos ricos en fibra son las legumbres, el arroz integral, avena y los frutos secos.

Actividad física.

¡Muévete! Huye del sedentarismo y, aunque tu trabajo te obligue a pasar 8 horas frente a una computadora, busca un momento para ejercitarte.

Realizar ejercicios media hora por día se reduce el riesgo de infarto a la mitad y disminuye el riesgo de diabetes en un 27 por ciento. Además, colabora en el control de la presión arterial, reduce los niveles de glucemia y triglicéridos, aumenta el colesterol HDL.

♥ Aunque las enfermedades cardiovasculares son generalmente silenciosas, seguir un estilo de vida saludable te ayuda reducir el riesgo de un evento coronario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here