Natura Medicatrix.

0
373

Déjate curar por la naturaleza.

2

Todo ser vivo posee una fuerza, que fue llamada naturaleza; entendida como el conjunto de todo el universo en cuya creación no ha intervenido el hombre.
Con base en ese primer concepto de fuerza vital, esbozó el principio básico del camino a la curación y planteó que la naturaleza cura espontáneamente, debido a una fuerza innata en todo organismo vivo a la cual llamó: natura medicatrix.
Y esto es del todo cierto, el cuerpo se cura solo.

La vida lucha por su persistencia con los medios a su alcance y toca al enfermo que desea curarse, eliminar los obstáculos que impiden su curación y posible debe procurar poner en juego todos los medios a su alcance para lograr tal finalidad.
Miremos a nuestro alrededor ¿cómo se comportan otros seres vivos?
Cuando un animal se encuentra enfermo, llevado por su instinto deja de comer, se purga con hierbas, cava un hoyo en la tierra en un lugar fresco y a la sombra, y se acuesta en él poniéndose en contacto con la tierra para energizarse.

Los humanos tenemos en la herbolaria un aliado invaluable en la búsqueda de la salud. Existen un sin número de hierbas que pueden utilizarse para curar diversos males, beneficiando órganos como riñones, estómago, hígado e incluso el corazón.
No es prudente descartar los aportes de la medicina alópata, de la homeopática, ni de ninguna otra, pero en ocasiones olvidamos que nuestro organismo posee esa fuerza que lucha por restablecer el equilibrio y la salud cuando ésta se ha perdido por excesos y malos hábitos.

Voltear nuestros ojos a la medicina natural es conectar con nuestra esencia para lograr ese delicado equilibrio al que llamamos salud.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here